Tu cuerpo y movimientos dicen más de lo que crees, úsalos a tu favor. Aunque a veces neguemos o afirmemos algo con las palabras, podemos delatarnos con lo que nuestro cuerpo expresa. Este tipo de lenguaje puede usarse completamente a nuestro favor. Con las técnicas adecuadas, pronto podrás tener eso que tanto buscas y lograr más de seguridad en ti mismo.

  1. Sonríe

Darás un mensaje positivo y amable y la gente tiene buenas reacciones a esta expresión.

  1. Ojos al frente

No pierdas tu mirada, siempre ve a los ojos de quién habla o con quién tienes la conversación. La gente percibirá la seguridad en ti mismo y la honestidad.

  1. Cuando saludas a alguien, siempre atento.

Cuando das la mano, ve a los ojos y no lo pierdas de vista, no de manera intensa, de una forma mucho más relajada y dándole la confianza de hablar.

  1. Sin prejuicios, trata a todos bien.

Sé amigable, no sabes a quién puedes conocer. Esto es cuestión de educación pero mucha gente lo salta y si no les gusta lo que ven, actúan de manera desagradable. Nunca lo hagas y que tus expresiones y movimientos sean positivos.

  1. Atención a cómo llegas a un lugar

Siempre queremos saber si conocemos a alguien o analizamos a la gente. Realiza esto de manera calmada y relajada y no actúes como un completo fanfarrón.

  1. Cuida tu apretón de manos

Necesitas ser sólido y firme. No rompas la mano que estrechas, algo moderado. Esto enviará el mensaje correcto de carácter.

  1. Siempre abierto

Cuando te hablen, escucha y relaja tu cuerpo. La gente sentirá que pueden contar contigo para que los escuches y hablar de nosotros mismos o de nuestros problemas es una gran terapia.

  1. Positivo y feliz

Ya dijimos que sonrieras, pero necesitas mantenerte feliz y mostrarle a la gente que lo estás, cuando las cosas salgan mal, trata de ser positivo. Si haces de esto un hábito, será muy natural.

  1. Respeta

Escucha con atención, muéstrate interesado, asiente y dale el tiempo a la persona que te habla.

  1. Postura correcta

Evita estar muy relajado o acartonado. No eres una cama de agua ni tampoco un robot. Tu postura debe ser derecha y erguida. Proyectarás mucha confianza y seguridad.

 

Google-Partner-Logo-Horizontal-large

 

Comentarios

Comentarios