El robo de identidad puede ser llevado a cabo de manera informal como cuando nuestro ex accede a nuestras redes a “supervisarnos” o puede ser llevado a cabo de forma profesional por hackers para acceder a nuestras cuentas de banco, correo o demás plataformas personales. Como sea, mantenernos protegidos es importante.

N

No usando la misma contraseña para varias redes

Es una regla básica pero muchos cometemos ese error por evitarnos lo complicado de aprendernos una contraseña para cada acceso ¡después de todo son tantos! , pero estamos ante algo en lo que vale la pena esforzarnos.

N

Evitando contraseñas personales (apellido, fecha de nacimiento)

Otra regla básica que muchos rompemos, creemos contraseñas no personales, independientes y sin rastros de ser nuestras.

N

Cuidando nuestros lugares de acceso

Cada vez más lugares públicos cuentan con redes abiertas, lugares como parques, aeropuertos y centros comerciales, invirtamos un poco en datos móviles a fin de evitar este tipo de accesos que nos pueden dejar vulnerables.

N

Cuidando nuestros lugares de acceso

Cada vez más lugares públicos cuentan con redes abiertas, lugares como parques, aeropuertos y centros comerciales, invirtamos un poco en datos móviles a fin de evitar este tipo de accesos que nos pueden dejar vulnerables.

N

Cuidando la información a la que accedemos en lugares públicos

Por supuesto no decimos que dejemos de aprovechar estos accesos, pero si estamos en alguno que se muestra seguro evitemos por precaución el entrar a banco en línea, correos o sitios muy personales.

N

Protegiendo nuestros dispositivos

Finalmente, protejamos nuestros dispositivos con antivirus, antimalwares y demás defensas, sobre todo los dispositivos móviles como laptops, tablets y celulares, pues acceder desde ellos a redes públicas o compartidas en cafés o restaurantes los torna vulnerables.

Comentarios

Comentarios