El caso de Cambridge Analytica le ha dado la vuelta al mundo, pero quizá para algunos de nosotros el saber por qué resulta algo tan relevante en el mundo del internet y en general sea algo complicado.  Hablemos un poco sobre este caso y sobre qué es la data.

Primeramente en términos monetarios una de las empresas más fuertes en la web en un solo día perdió US$37.000 millones, cosa que ya nos expresa un poco del impacto que este caso tuvo sobre Facebook.

Pero bueno, además sepamos que Cambridge Analytica es una empresa que proporciona data a campañas políticas para según su propio sitio web “cambiar el comportamiento de la audiencia”, el problema con esto es que la empresa realizó acciones poco éticas con herramientas de Facebook y presuntamente creó perfiles falsos que pagaba a personas para crear data que pudo cambiar el ritmo de las elecciones en USA.

Además de esta data que se adquirió por medio de un test desde Facebook (y que no solo recopilaba data de quienes lo llenaban sino de sus contactos sin estos saberlo) fue vendida y usada fuera de la red, cosa que no se permite. Para colmo, con la data recopilada se generaron noticias falsas y publicidades personalizadas que llegaron a los votantes afectando sus decisiones y manipulando opiniones.

Ahora bien, el caso resulta sin precedente por las implicaciones económicas, políticas, éticas y del futuro del internet de las cosas, pues estamos ante algo tan natural como la generación de data en la web, pero con usos tan dudosos en su carácter de protección de los datos personales que no cabe duda, las consecuencias podrían cambiar la forma en la que empresas de la talla de Facebook trabajan.

Comentarios

Comentarios