El caso de Cambridge analítica tiene a todo mundo preguntándose sobre la data, sobre cómo funciona e incluso algunos despistados se preguntarán qué es, pero bueno, no necesitamos el conocimiento de Mark Zuckerberg ni mucho menos, pero sí saber lo básico y necesario para como empresa resguardarla.

Primeramente sepamos que la data es la información que se genera o se suma a nuestros sitios, por ejemplo una entrada de blog es data en el sentido de información, sus lecturas serán data en visitas al blog, los clics en hipervínculos que generen será data de links y si los usuarios comentan esto también crea data.

El caso de Cambridge analytica ha dado la vuelta al mundo porque el control de la data es mayor del que el cibernauta promedio podría imaginar y porque esta es valiosa para las empresas y para objetivos diversos que estas puedan tener.

Nosotros en nuestro sitio generamos data que nos puede ayudar a vender o mejorar nuestras inversiones, por ejemplo si la data nos arroja que un producto ha producido grandes ventas y se encuentra agotado, podemos hacer surtido en base a la data de cuánto y en cuánto tiempo hemos vendido.

¿Por qué cuidar la data?

Pero esta información que nuestros sitios generan también la suman los cibernautas, por ejemplo nuestros suscriptores, quienes han descargado un ebook de nuestro sitio o aquellos que nos han comprado y de quienes conocemos sus tarjetas, su dirección de correo e incluso dirección física.

Como imaginamos, ante la información que nuestros clientes nos proporcionan es importantísimo mantener su data segura, cosa que gracias a la tecnología hoy es posible, pero además, el uso de hagamos dentro de nuestra empresa asegurémonos que sea ético.

Comentarios

Comentarios