La situación con los sitios web es muy clara: pueden ser capaces de responder ante las nuevas necesidades del internauta o morirán gracias a su obsolescencia. Con la llegada de los dispositivos móviles unos años atrás, la tendencia hacía vislumbrar que, tarde o temprano, sería necesario encaminar nuestros esfuerzos a diseñar sitios web capaces de lograr ser expuestos con calidad fuera de una computadora (y un monitor) convencional, es decir, justamente en los smartphones y tablets tan cotidianos para mucha gente en el presente.

 

Pues bien, el futuro nos ha alcanzado y, aunque no es cosa propia del 2015, este año nos está reafirmando que los sitios web no responsivos, simplemente, no sirven de nada. Hoy, con los smartphones en apogeo y las tablets cada vez pisándole más fuerte los talones a las computadoras, cada página web que no esté pudiendo ser visualizada de manera adecuada cuando de aparatos portátiles se trata, está perdiendo oportunidades valiosísimas que no regreseran más. Peor aún, está haciendo perder credibilidad a su marca, al exponer de manera implícita que no es una marca moderna, pues no tuvo interés en seguir con las tendencias de la actualidad.

 

Ahora bien, si la persuasión no fue lograda con lo expuesto hasta el momento, acá te dejamos otros puntos importantes a considerar con el fin de que, si aún no tienes un sitio web responsivo, no lo dudes más y de una vez por todas lo tengas:

 

Reducción de Costos

Son más baratos que una app y, en caso de ya contar con un sitio, no tendrías que empezar de cero. Asimismo, su mantenimiento es más paulatino y no requiere de tantas actualizaciones, pues solo requiere una versión.

 

Exponenciación de Visitas

Tiene que quedar en claro que la tendencia dice que las computadoras convencionales no serán ni remotamente dominantes en el futuro a mediano plazo. Los dispositivos móviles llegaron para quedarse y son ellos los que ahora tienen el futuro en sus manos.

 

Segmentación Óptima

Si revisas tus datos, te podrás dar cuenta de lo que se ha dicho con anterioridad. Ahí podrás confirmar que muchos de tus visitantes llegan desde smartphones o tablets. Imagínate la percepción que tendrán de tu marca si no encuentran algo que les responda. Tan sencillo como que habrás perdido clientes potenciales, por este simple deslucido.

 

Obligación

Si aún no estabas convencido, ahora ya lo estarás. Google penaliza a todos los sitios que no sean responsivos. Es decir, no es de querer o no querer. Hoy los buscadores, en el afán de darle la mejor experiencia a sus usuarios, obligan a cada marca que cuente con un sitio web, a ser óptima en dispositivos móviles. De lo contrario, la penalizará al grado de no aparecer más en las primeras páginas de resultados orgánicos.

Comentarios

Comentarios