El marketing emocional y sensorial se parecen mucho, de hecho van de la mano en algunas campañas, pero es necesario tenerlos bien delimitados para comprenderlos y así sacar el mejor beneficio de ellos. Recordemos entonces, el marketing sensorial se ocupa de los 5 sentidos el oído, el tacto, el gusto, la vista y el olfato.

Vista

Por sus características el oído y la vista son sentidos que se despiertan de forma sencilla en video y este tipo de marketing se vale de eso, en el video vemos y escuchamos, pero ¿cómo se despiertan los otros sentido?, tengamos en cuenta que se trata de despertarlos, no de ponerlos en uso.

Oído

Elevar el sonido de un auto en movimiento, de la risa de un bebé, de monedas cayendo; las películas de terror usan mucho este recurso así como los comerciales con este corte.

Gusto

Cuando vemos una hamburguesa en el asador, un cremoso helado siendo servido, un refresco como una cascada sobre abundante hielo, así se despierta y eso lo podemos ver en marketing de restaurantes.

Tacto

Es un sentido que se activa por mostrar texturas, un chocolate derretido nos recuerda al terciopelo, pero en marketing tradicional donde por ejemplo, se publica en una revista, los papeles pueden ayudar a despertar al tacto.

Olfato

En revistas también se activa el olfato en páginas perfumadas, pero podemos evocarlo con personas sugiriendo olores campestres, de rosas, pensemos en comerciales de suavizantes, no olemos pero sabemos que los productos huelen bien por cómo se expresa el comercia.

Comentarios

Comentarios