Storytelling vs Storydoing

 

Si te interesa el mundo de la publicidad y la comunicación seguro habrás visto que existen algunas dudas sobre cuándo usar las técnicas de Storytelling vs el Storydoing.

Ambas son dos técnicas muy populares para elaborar campañas y promover productos entre los consumidores. Pero ¿qué significan realmente y en qué se diferencia una de la otra?

En primer lugar el Storytelling es descrito como el “arte de contar historias”. Aplicado a la publicidad, se trata de una técnica comunicacional que busca divulgar entre el público los beneficios y valores de una marca utilizando para ello una historia.

El Storytelling tiene la particularidad de que es muy efectiva si nuestro objetivo de marketing es lograr un vínculo emocional con el público objetivo.

Esto se debe a que se recurre a historias llenas de emociones que inducen al público a crear un interés afectivo con el servicio o producto que estamos promoviendo.

Por esta razón el Storytelling es considerada la técnica más efectiva para estimular en corto plazo las ventas o uso de productos y servicios.

Un ejemplo del uso de esta técnica lo podemos ver en las campañas de las grandes marcas de ropa y zapatos deportivos, que recurren a mensajes basados en las ideas universales o valores aspiracionales de “superación personal” y “libertad de acción”.

A través del uso del Storytelling, se lleva al público a relacionar de forma subconsciente estas ideas con los productos que se trata de vender, estimulando el deseo de comprarlos o usarlos.

Por lo tanto, podemos decir que el Storytelling utiliza a su favor el subsconsciente humano para lograr las ventas, evitando en lo posible el uso de técnicas comerciales tradicionales, mucho más directas, simples (y aburridas).

 

Pero, ¿qué pasa con el Storydoing?

 

El Storydoing se basa en relacionar al producto o marca con una serie de beneficios que le puede dar al público y a la sociedad.

En esencia, Storydoing promueve la idea de “hechos antes que palabras” y es muy usado como recurso para construir y consolidar lo que llamamos “cultura de marca”.

Para esto se utilizan todo tipo de canales como redes sociales, radio y televisión, publicidad impresa y publicidad online, con el objetivo de convencer al usuario de que la marca tiene una serie de valores positivos que son necesarios para la comunidad.

Un ejemplo de Storydoing lo tenemos en las campañas de muchas aerolíneas, donde se muestra a personas soñando con viajar a algún paraíso caribeño o sitio turístico.

En estas campañas, siempre se hacen realidad los sueños gracias a los servicios del “anunciante”, lo que da a entender que nada es imposible si se prefiere dicha marca.

En resumen, la mejor forma de diferenciar estas técnicas es de la siguiente forma:

  • En Storytelling se cuentan historias para inspirar al potencial cliente con los valores y conceptos de la marca.
  • En Storydoing se realizan acciones para trasladar estos valores a hechos concretos y reales.

Pero algo muy interesante es que ambas técnicas pueden combinarse para darle más fuerza a las campañas de los nuevos productos y servicios que quieras lanzar al mercado.

Comentarios

Comentarios