Marketing – Qué son los sesgos cognitivos

Si quieres saber qué son los sesgos cognitivos y cómo usarlos, en este post te contamos de qué se trata esta técnica para hacer marketing.

En la era moderna la evolución del marketing ha sido imparable. La idea tradicional de publicidad era lo que se creía, actualmente el foco se centra en la creación de conciencia, sobre los productos o servicios, en la mente de los consumidores.

La idea es influir en los potenciales clientes, esos que tienen más posibilidad de finiquitar la compra. Una segmentación de mercado que es posible hacer de diferentes maneras, una de las más frecuentes es la técnica de sesgos cognitivos.

Aprende qué son los sesgos cognitivos

Básicamente hablamos de un error metódico en el pensamiento de los consumidores. Esta falla ocurre cuando intentas procesar y entender información del contexto que te rodea. Es un error de pensamiento que puede afectar al actuar y al tomar decisiones.

En palabras más simples, los sesgos cognitivos ocurren cuando tu cerebro intenta simplificar una información. Algunos de ellos guardan estrecha relación con la memoria.

Puedes tomar decisiones subjetivas, si la situación que recuerdas está sesgada por diversas razones. Un sesgo que te hará pensar en cosas concretas.

Por otra parte, los sesgos cognitivos también pueden ocurrir si tienes déficit de atención.  Tomando en cuenta que se trata de un recurso limitado, podemos ser selectivos al determinar a qué situación prestamos atención.

Los sesgos pueden infiltrarse en nuestra memoria de forma sutil, incluso sin darnos cuenta y terminan influyendo en la manera de ver y entender el mundo que te rodea.

Conoce los sesgos cognitivos usados en marketing

Ya sabemos que los sesgos cognitivos son inherentes e influyen en la capacidad de razonamiento de los consumidores. Razón por la cual es crucial tenerlos en cuentas a la hora de diseñar campañas de marketing.

Estos son los sesgos más utilizados en el marketing:

Efecto framing

De acuerdo a esta técnica, un factor determinante a la hora de tomar tu decisión de compra, es inclinarte hacia un producto u otro, en función de la forma en que se presenta.

Por ejemplo, hay más posibilidades de que un producto tenga éxito si la debilidad del mismo se presenta como una ventaja, usando juegos de palabras.

Sesgo de anclaje

Esta técnica de sesgo cognitivo trata de crear, en la mente de los consumidores, un recuerdo de una marca, producto o servicio. El resultado del uso de esta técnica es la venta del producto.

En este caso los vendedores usan el sesgo de anclaje en sus tiendas para darle un poderoso impulso a un producto.

Sesgo de confirmación

Es común que los seres humanos nos aferramos a nuestras creencias y busquemos constantemente, la confinación de estas en otras personas.

Este sesgo cognitivo busca sacar provecho de esto. De acuerdo a esta técnica de marketing, la nueva información digerida por la mente humana, confirma las creencias precedentes.

La percepción de la realidad se distorsiona para que interioricemos los conceptos de una manera selectiva y terminan coincidiendo con nuestras creencias.

Para que este sesgo cognitivo en marketing tenga éxito, se debe hacer los siguiente:

  • Sacarles el máximo provecho a los clichés
  • Proteger a los clientes preexistentes
  • Recurrir a los problemas de los clientes
  • Solo ofrecer experiencias positivas
  • Cuestionar hasta tus propias hipótesis

En resumen, estos son tres de los sesgos cognitivos más utilizados en marketing. Se usan para influenciar a los consumidores con el objetivo de aumentar las ventas.

Comentarios

Comentarios